POESÍA EQUIVOCADA

images (2)

Donde estuve estos años sin tus besos,

sin calor de tus manos en mi espalda,

caminando en vació y en el silencio,

de ese amor que desde siempre se extraña.

 

Y cargue con el prohibido verso,

que escondí  de la historia no contada,

viviendo ese placer en otro sueño,

escrito en poesía equivocada.

 

El amor entonces, mostró ser tuerto,

regocijando el cuerpo en otra cama,

por circunstancias del destino incierto,

que tienta con sus redes y sus trampas.

 

Quise ocultar la rosa de los vientos,

enterrando el pasado en otra cara,

matando el rastro de ese sentimiento,

y del romance no quedara nada.

 

Lastimado, porque ahora de viejo

se muestra aquel verbo en cada palabra,

en cada verso, que por ella escribo

terminando  la historia que faltaba.

 

La poesía llena de recuerdos,

hoy se busca un lugar en la batalla,

el pasado o futuro de tus besos,

esos que negué y ahora se extrañan

Anuncios

La quiero como mi amante

 
 
 
De ella será mi suspiro
mis labios también mi boca,
el amor que ella provoca
y el aire que yo respiro,
pues cada vez que le miro
siento el latir palpitante
no solo por un instante,
a toda hora pienso en ella
para mi es una doncella,
la quiero como mi amante.
 
La quiero como mi amante
como mujer compañera
y pasar la vida entera
juntos sin estar distante,
que sea un amor constante
en cada día a toda hora,
pues ella me ama y adora
como le quiero yo a ella,
es mi mujer, mi doncella
mi compañera y señora.

Como en otrora

Se refleja tu sombra en mi recuerdo

pero que solo eso es, solo tu sombra,

lloro al pensar que no tengo tus besos

y tiemblo cuando mi boca te nombra.

 

Mi mente quebrada ahora sin sueños

reclama a la vida verte señora,

grita mi voz en murmullo y silencio

¡Quisiera tenerte como en otrora¡

 

Le sigo siendo fiel al entrecejo,

aunque el viento en mis ojos devora,

la canción necesaria ha quedado tan lejos

que su música me sabe a derrota.

 

Lamento el daño causado, mirando el espejo,

por las mañanas cuando tú falta se asoma,

y ahora veo aquel hombre ahora más viejo,

desolado sin tu cariño y sin tu aroma.

 

Solo queda el recuerdo de dulces besos,

la silueta de tu cuerpo bañado en la aurora,

por las torpezas que generaron mis deseos,

añoro tenerte mujer, como en otrora.

otrora

No hay nada

no hya nada

Una rosa marchita, una mesa.,

un cigarro a medio fumar.

Una noche fortuita, un gato.,

tu tristeza, mi soledad.

Una voz que me llama, una sombra.,

mi oído sin escuchar.

Una llama que se apaga,

una noche sin ronda.,

mi terquedad.

 

Una piedra, una silla, mil pájaros.,

mi odio.., tu sonrisa.

Un jardín sin semilla, el viento, dos alas.,

la falta de caricias.

Un te amo en silencio,

un te odio en la cama.,

tu extraña avaricia.

Un ojo, una lagrima, dos labios., un beso.,

tu beso.., mi prisa.

 

Dos personas, su amor y su rabia.,

mi rabia, tu amor, la ironía.

Un corazón sin sangre, una ventana rota.,

mi herida.

Una vela, un disparo, una bala.,

la luna escondida.

Un sueño que se pierde,

el sol en la cara.,

las sabanas frías.

 

Un mensaje sin sentido,

una canción de fondo.,

un sonido.., tu llamada.

Una noche en vela, nuestro insomnio., 

sin palabras.

Un infante, un recuerdo, la nostalgia.,

nuestra cama.

Todo pasa, la vida, el amor.,

¡Ya no hay nada¡

Perdí la sonrisa

sonrisasueños

He perdido mi sonrisa,

no la encuentro,

la busco en el espejo,

en los labios y en cada ojo,

y me sonrojo cuando alguien mira y no le río

y en vano me busco dentro un suspiro,

de aquellos que se sienten,

pero tampoco le he visto,

ni tan solo una bocanada al viento,

pienso que no existo,

que ya estoy muerto,

y es que me falta la sonrisa,

ya no la siento

solo un gran vacío que ahoga los sentidos,

las notas musicales, las mariposas..,

todas se han ido.

He perdido la sonrisa,

no la encuentro,

y muero en el intento de buscarle

en cada esquina,

en cada calle,

en sus miradas,

que ahora clandestinas

no me hacen sentir amado,

no soy tuyo,

ni estando a tu lado,

desesperado busco mi sonrisa

que no le encuentro,

me miro en el espejo y tiemblo,

lleno de temor hacia mí, tiemblo,

me asusta el pensar que ya estoy muerto,

que solo soy un sueño,

que ya no existo,

busco mi sonrisa,

¿Quien la ha visto?

Leer la entrada completa »

A %d blogueros les gusta esto: