A la tarde que me mira

 

A la tarde que me mira por la tarde

me seduce con su voz de clara luna

prometiendo su luz como ninguna

el sol que se esconde y ya no arde

 

A esta tarde que se lleva mis lamentos

a los confines desterrados de esta tierra

y los congela en los templados vientos

en los paramos desolados de la sierra

 

A la tarde que sigilosa pasa sin sentido

y los besos se hacen cómplices del cielo

con los gritos de la luna en mi destino

vuelvo en alas de gaviota, levanto el vuelo

 

A esta tarde que se refugia en la noche

y se arropa con el brillo de una estrella

a esta tarde mi reclamo y mi reproche

ha llevado mi recuerdo junto a ella

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: