Diciembre 22

En una mesa servida para dos

Solo y poco animado

Como aquel diciembre veintidós

Y el recuerdo de haberte amado

 

Necios mis ojos, de lagrimas nublados

Tu presencia, mi cuerpo ha reclamado

Sin embargo mi compañía, tu ausencia

Tu cuerpo invisible, me ha tocado

 

¿Será la brisa intensa?

¿O el viento de este café, triste y desolado?

  

Tras la ventana un ruiseñor

Una canción ha entonado

Al otro lado una mujer, un señor

Un dulce beso han consumado

 

Triste degusto el recuerdo de tu amor

Tanto por ti yo había luchado

El destino arrebatador

De ti por fin, me ha alejado

 

Diciembre veintidós, atracador

Tu cuerpo vivo me ha arrebatado

Ahora solo y con temor

De revivir aquel doloroso pasado

 

Tu muerte provoca un gran dolor

Que haré con nuestro mundo inventado

Declamo un verso en tu honor

Adiós por siempre mi bien amado

22 dic 1995

a y.l.d

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: