Niños de la calle

 Mire su sombra en la calle

Llena de tierra y sudor

Su piel vestía de mugre

Sus ropas despedían mal olor

 

Pasó ayer en la tarde

Cual si fuera un soñador

Sus manos con sangre

Sus ojos de dolor

 

Lloraba cual animal herido

Quizá por alguna traición

Tal vez sin haber comido

Sin latidos su corazón

 

Mire su sombra en la calle

Sin mirar alguna ocasión

Su mirada perdida en el aire

Con tristeza y sin amor

 

Sus ojos lloraban de angustia

Su boca gemía de dolor

Su cuerpo aun con hambre

Quizá comía en rara ocasión

 

Me acerque aquella sombra extraña

La cual temblaba de frío

Fui a tenderle una manta

Y comprendí que aun era un niño

 

Sus pies andaban descalzos

Rotos de tanto andar

Su cara llena de espanto

Quizá ni sabía hablar

 

Aquella sombra en la calle

Mañana quizá morirá

Por culpa de aquellos padres

Que de el nunca se acordarán 

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Hermosa composición, es un cuadro doloroso que se repite en nuestras calles, tristemente, muy bien plasmado tu sentir, gracias por compartir. Saludos desde Panamá.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: